TOP

Get Adobe Flash player

RADIO ONLINE

TV ONLINE

Resultado de imagen de renuncia evo morales

(Foto cortesía: bbc.com)

(Latina OK)  La renuncia del presidente Evo Morales en Bolivia este domingo 10 de noviembre, hecha pública en cadena de televisión de la estatal Bolivia TV, ha encendido las alarmas en Venezuela y Nicaragua, según informaciones extraoficiales emanadas desde Washington.

Según las versiones, los presidentes Nicolás Maduro de Venezuela y Daniel Ortega de Nicaragua, seriamente cuestionados en sus respectivos países y en buena parte de la comunidad internacional, por considerar que los procesos que los han llevado a continuar en sus mandatos han sido fraudulentos.

Incluso, la oposición boliviana, encabezada por el excandidato presidencial Carlos Mesa, ha denunciado públicamente que desde Venezuela y Cuba se estaba brindando y se continua brindando apoyo Evo Morales para ganar tiempo y resurgir con más fuerza, tal como lo hiciera años atrás el fallecido Hugo Chávez en Venezuela cuando fue derrocado por 24 horas del poder. Morales fue cercado, así como sus principales colaboradores lo cual llevó a la dimisión de éste.

 

¿Ganando tiempo?

La presión llegó al límite y el presidente Evo Morales renunció este domingo, 73 días antes de cumplir su tercer mandato constitucional continuo. Hizo lo mismo el vicepresidente Álvaro García Linera y ambos lo anunciaron mediante un mensaje transmitido por el canal estatal Bolivia TV, donde explicaron que lo hacían para evitar la escalada de violencia de la que culparon a una conspiración  golpista "cívico-político-policial" que estuvo alentada por el cívico cruceño Fernando Camacho y el candidato a la Presidencia Carlos Mesa.

"Estamos renunciando para que mis hermanas de pollera, como en Santa Cruz y Cochabamba, no sean siendo pateadas. Ahora pueden estar satisfechos Mesa y Camacho. Renuncio por ellas, por ellos... No quiero que haya enfrentamientos", afirmó Morales en una conferencia de prensa conjunta con García Linera y la ministra de Salud, Gabriela Montaño. Descartó además las versiones de que hubiera intentado dejar el país y aseguró que, en su caso, se queda en El Chapare, en Cochabamba, a retomar sus actividades personales.

"Ahora he renunciado, hemos renunciado, no quiero ver más familias maltratadas por instrucción de Mesa y Camacho", insistió, tras condenar los ataques que sufrieron autoridades y militantes de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), entre ellos su propia hermana Esther, de quien su vivienda fue quemada en medio del conflicto social que vive el país tras las elecciones generales del 20 de octubre.

Pidió a la comunidad internacional que "diga la verdad sobre el "golpe cívivo-político-militar", aunque aclaró que en el caso de los uniformados no fueron todos quienes acompañaron el proyecto para su derrocamiento.

"Ser indígena y ser de izquierda antimperialista es nuestro pecado", concluyó y advirtió que si le pasa algo a él o a García Linera" será culpa de Mesa y Camacho", ya que recibió información de que incluso ofrecieron 50.000 dólares para entregarlos.

García hizo luego un repaso de los logros de la saliente administración durante sus 13 años, 9 meses y 18 días de gestión de Gobierno y envió un mensaje a los cívicos y políticos de la oposición. "A los que nos han robado el voto no descuiden Bolivia; al pueblo boliviano, que siempre vamos a estar a su lado y vamos a cumplir la sentencia de Tupak Katari: volveremos, volveremos y seremos millones", anunció.

No obstante, según la oposición boliviana había que estar muy atentos y no creer en la renuncia de buenas a primera de Evo Morales, pues estaría siendo asesorado por los grupos de inteligencia de Cuba y Venezuela, los cuales son expertos en armas artimañas para ganar tiempo y aniquilar a los grupos subversivos al régimen.

 

Un derrumbe anunciado

En la jornada del domingo 10 de noviembre, aunque ya durante la mañana comenzó el derrumbe de su entorno con la renuncia de varios de sus principales colaboradores, forzados en algunos casos por ataques contra sus propiedades y sus familias, y el inicio de procesos judiciales contra los presuntos autores materiales del "fraude", los vocales del Tribunal Supremo Electoral, el cherri sobre la torta lo puso las Fuerzas Armadas, que alrededor de las 16.00 emitió un pronunciamiento pidiendo su dimisión "para devolver la paz social" al país.

Luego hizo lo mismo el Comandante Nacional de la Policía Boliviana, Yuri Calderón, luego que jefes y oficiales de esta institución anunciaran que decidieron sumarse al "repliegue" (motín) en demanda de su dimisión. "Nos sumamos al pedido del pueblo boliviano de sugerir al señor presidente Evo Morales presente su renuncia para pacificar al pueblo de Bolivia en estos duros momentos que atraviesa la nación", anunció.

 

Informe de la OEA: El detonante

Antes, la OEA hizo conocer su informe preliminar de auditoría electoral que detectó manipulación informática en los últimos comicios, lo que disparó la presión para que Morales presente su renuncia. Al anunciar su dimisión, defendió su victoria en primera vuelta y dijo que la OEA tomó una decisión política antes que técnica.

En la mañana había hecho una propuesta para que se convoque a nuevas elecciones con nuevas autoridades en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y nuevos actores políticos, pero ello no pudo aplacar la exigencia de su alejamiento, que inicialmente fue planteada por el movimiento cívico que se encuentra movilizado desde hace 20 días.

A media mañana, consultado sobre esta posibilidad durante una entrevista con radio Panamericana, Morales descartó dimitir. "Yo tengo un rol constitucional, termino mi gestión el 21 de enero del próximo año. Quienes insinúan (lo contrario) están con el golpe de Estado", afirmó.

Tras conocer el informe preliminar de la OEA, los principales conductores del movimiento cívico, el cruceño Camacho y el potosino Marco Antonio Pumari, exigieron la "renuncia inmediata" de Morales por considerar que es el autor intelectual del fraude electoral".

Pumari incluso fue más allá. "Evo ha pedido hoy que la Policía debe cumplir su rol constitucional. Le pedimos a la Policía que meta a la cárcel a este asesino", afirmó, tras culpar al Jefe de Estado por un enfrentamiento que se produjo en la carretera a Potosí cuando grupos que se trasladaban a La Paz fueron bloqueados por comunarios que se movilizan en defensa del Gobierno.

 

Policías y obreros se suman y hacen peso

Poco después, jefes y oficiales de la Policía Nacional ofrecieron una conferencia de prensa en dependencias de Unidad Técnica de Operaciones Policiales (UTOP) de La Paz para anunciar que decidieron sumarse al "repliegue" de sus subalternos que se amotinaron desde el viernes y plegarse a las resoluciones del cabildo que se realizó en Santa Cruz y que, entre otras cosas, aprobó pedir la renuncia del Jefe de Estado.

A ello siguió una conferencia de prensa que ofreció el máximo ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) y aliado del Gobierno, Juan Carlos Guarachi, en la que sugirió la renuncia del Jefe de Estado si ello contribuye a pacificar el país.

"Si seguramente es una acción y una medida para que el pueblo se pacifique, compañero Presidente, le llamamos a la reflexión, de que pueda seguramente asumir esta responsabilidad. Si hay la necesidad de renunciar para pacificar al pueblo boliviano, presidente, lo hacemos", afirmó.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, se pronunció en el mismo sentido. "El único servicio que le puede prestar hoy Evo a Bolivia es su renuncia", escribió en su cuenta en Twitter.

El jefe de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, hizo lo mismo, en la misma red social. "Queda el último tramo de esta lucha: la renuncia inmediata de Evo Morales y Álvaro García", escribió.

El expresidente Jorge Quiroga, también en Twitter, se sumó a la demanda con cinco argumentos:  "Pido renuncia de un presidente en #Bolivia por 1a vez, porque: 1)Evo tenía 2 mandatos, este 3° es extra, 2) violó CPE, 3) desconoció 21F, 4) hizo fraude, y 5) está matando compatriotas para quedarse. #Bolivia libre ahora, VEN-NIC mañana, Cuba después" (Sic), escribió.

 

Renuncias ministeriales

A la par de las demandas, la crisis para el oficialismo se acentuó con las renuncias del ministro de Minería, César Navarro, y el presidente de la Cámara Diputados, Víctor Borda, en ambos casos luego de que sus viviendas fueran quemadas y sus familiares víctimas de agresiones. (10/11/2019)

Ya el sábado 9 de noviembre de 2019, en el día 18 de las movilizaciones ciudadanas, el Presidente del Estado, Evo Morales estaba prácticamente “cercado” y se retiró al Chapare (Cochabamba); mientras que su entorno de apoyo cada vez se fue cerrando más y en contrapartida aumentó la presión popular para que presentara su renuncia.

Luego que el amotinamiento de la Policía del sábado 9 de noviembre se generalizara en todo el país y que el Comandante de las Fuerzas Armadas declarara que su institución “no reprimirá al pueblo”, Evo Morales llamó a una conferencia de prensa desde el hangar presidencial del aeropuerto de la FAB, en El Alto; desde donde convocó a las tres fuerzas políticas que obtuvieron mayor votación en las elecciones (junto con el MAS), para dialogar por la pacificación del país.

Esta propuesta fue rechazada de manera decidida por el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa y por el de BDN, Óscar Ortiz. Chí, de PDC dijo que su partido podría acceder a dialogar pero “bajo condiciones”.

Después del retiro de los gobernantes al trópico cochabambino; cívicos tomaron pacíficamente Bolivia TV y Radio “Patria Nueva”, con lo que el Gobierno se quedó sin sus medios de comunicación por donde transmitir su accionar. Empero Abi y Cambio continuaron su labor.

La plaza Murillo también fue tomada de manera pacífica por cívicos y la Policía paceña salió en marcha o patrullaje. De muchos días se vio despejado el “Kilómetro 0”.

 

Morales llamaba a la paz

Sin embargo, también en su discurso, Morales, llamó a sus organizaciones sociales a defender el llamado “proceso de cambio”. La Fejuve pro-masista de El Alto lanzó un comunicado advirtiendo de organizar “policía urbana” para defenderlo. Hubo denuncia de que se estaría armando a este sector y que de manera irresponsable se habría entregado gases lacrimógenos y dinamitas a civiles. Hubo detenidos por los cívicos, ellos habrían estado portando armas y también se descubrieron viviendas particulares con armamento para enfrentar con violencia al movimiento cívico.

 Una caravana de ciudadanos, entre universitarios y familiares de policías que venía de Potosí a La Paz fue atacada por campesinos pro-Gobierno. Reportaron 30 personas heridas, dos menores supuestamente vejadas y violadas, además de buses con terribles destrozos.

El cívico Luis Fernando Camacho denunció que desde Chapare se estaría gestando una milicia con la ayuda de Venezuela y Cuba; además que Morales habría llamado al diálogo a políticos, “para ganar tiempo”.

Antes de que se hiciera pública la renuncia de Evo Morales, tanto la Iglesia, como la Defensoría del Pueblo llamaron a la pacificación del país; mientras que las actividades en todo el territorio están paralizadas, las fronteras cerradas, las instituciones públicas tomadas y las ciudades movilizadas.

Muchos expertos en política aseguraban que la única posibilidad de pacificación sería si los actuales mandatarios dimiten y se reconduce la vía democrática y constitucional, lo que en efecto ha ocurrido.

 

Sudamericano Sub-15 mudado de sede

La Conmebol decidió cambiar la sede del próximo campeonato Sudamericano Sub’15 de fútbol de Bolivia a Paraguay por la «conflictividad política social» en el primer país desde las elecciones generales celebradas el pasado 20 de octubre.

La decisión se tomó en el más reciente Consejo de Presidentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), informó la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) en un comunicado.

 

El presidente de la FBF, César Salinas, había pedido que el torneo se aplazara por unas dos semanas, lo que no fue posible porque las demás federaciones «tienen otros compromisos y un desplazamiento de fechas afectaría sus respectivos calendarios deportivos».

El campeonato se iba a disputar del 23 de noviembre al 8 de diciembre en Santa Cruz, que está paralizada desde hace 18 días por protestas ciudadanas contra un supuesto fraude para favorecer la reelección de Evo Morales en los comicios generales.

Las fechas del Sudamericano se mantendrán y solamente la sede se movió a Paraguay, según el comunicado de la federación boliviana.

(Compilación y  edición Geovanny Villamizar García/ Lunes 11 de noviembre de 2019)

(Con colaboración de: Diario La Razón, El Diario y Jornada. Bolivia)

Exclusivas de Latinauk

Anuncios